Case Study

Video

Home » Argentina @es, Derechos Humanos @es

Charla con Elizabeth Eagen sobre Derechos Humanos y Tecnología

Submitted by on March 24, 2011 – 11:03 pmNo Comment

2267 small eeagenphotoContinuamos nuestra serie de conversaciones con Oficiales de Programa de Open Society Foundations, esta vez con Elizabeth Eagen del Programa de información y y el programa de becas de Derechos Humanos y Gobierno. Nuestra última conversación fue con Victoria Wigodzky, ex oficial de programa del Programa Lationoamericano para los derechos humanos y la seguridad ciudadana.

Información Civica: Hola Elizabeth, gracias por tomarte el tiempo para hablar con nosotros. El mes pasado ambos estuvimos en Nueva York para la reunión de la junta del Programa de información de Open Society Foundations. Fue la primera vez que te escuché presentar la estrategia para la iniciativa de Datos de Derechos Humanos, un proyecto que has estado trabajando con el Programa de Información y el programa de becas de Derechos Humanos y Gobierno. ¿Cómo surgió la iniciativa de hacerlo y qué se espera lograr?

Elizabeth Eagen: Hola David, es un placer. La iniciativa de datos de Derechos Humanos es una idea conjunta de la Iniciativa de comunicación ciudadana del programa de Información y el programa de becas de Derechos Humanos y Gobierno (HRGGP), creada para satisfacer la necesidad cada vez mayor de los becarios de Open Society Foundations y el sector de Derechos Humanos en general de un examen serio del flujo de información, análisis, preservación y apertura de datos. Surgió después de un período de co-subvención, investigación y evaluación entre los dos programas, con el que nos dimos cuenta que más y más herramientas estaban emergiendo en el espacio digital, y que la oportunidad para las organizaciones de obtener y usar conjuntos grandes de datos crecía. En un primer momento vimos una diferencia importante en el financiamiento: muchas de las ONG’s tradicionales de Derechos Humanos y gobierno no eran capaces de aprovechar las nuevas herramientas porque la infraestructura de las organizaciones no estaba preparada para tomarlas. Sin embargo, cuando miramos más profundo nos encontramos con algunas preguntas importantes sobre la naturaleza de la información de derechos humanos y su rol en la formulación de políticas. Ha habido algunos cambios profundos recientes en cuanto a la tecnología de la información y los acuerdos globales institucionales alrededor de la recopilación y medición de Derechos Humanos. Con el acceso a grandes conjuntos de datos y mensajes instantáneos por un lado, y una tendencia en la formulación de políticas hacia indicadores de rendimiento y objetivos de desarrollo, realmente necesitamos alguna forma de apoyar a las organizaciones concentrándonos en la investigación y documentación alrededor del trabajo en Derechos Humanos para hacer frente a nuevos cambios y desafíos para la promoción. Nosotros desarrollamos una estrategia alrededor de tres temas que vemos como construyéndose el uno al otro:

  1. Reconstruir la infraestructura de la información para habilitar formas más potentes y seguras de que las organizaciones administren sus datos;
  2. Extender el uso de la información de Derechos Humanos para desarrollar datos respaldados por resultados y extender el reporte narrativo y aumentar la posibilidad de compartir y construir colaborativamente;
  3. Apoyar evidencia basada en la formulación de políticas públicas, mediante el desarrollo de nuevas prácticas alrededor del uso de lo cuantitativo y, en raras ocasiones, de análisis estadístico para la promoción, así como apoyar proyectos que buscan desafiar engañosas pero ampliamente aceptadas, narrativas políticas públicas, y fomentar a los responsables políticos hacia el empirismo en el proceso político.

Obviamente esto último es una tarea complicada. Pero realmente abarca lo que se espera lograr: la tarea a veces desalentadora de ayudar a las organizaciones a mejorar sus sistemas, de modo que sean libres de interactuar con la tecnología y datos de una forma que complemente, antes que distraiga, de la realmente bastante compleja metodología de Derechos Humanos y Gobierno que las organizaciones ya tienen en marcha para proteger y monitorear Derechos Humanos..

IC: El año pasado leí el libro de Paul Gordon Lauren The Evolution of International Human Rights y estuve realmente impresionado de la forma como el movimiento de Derechos Humanos ha avanzado en los últimos 250 años. Desde el movimiento contra la esclavitud a finales del siglo XVIII a el voto de la mujer en el siglo XX hasta la Corte Internacional, que tiene menos de 10 años, parece que lo que abarca cada una de estas luchas es un deseo de pasar de la cultura de la impunidad a una cultura de rendición de cuentas. ¿Cuáles son los cuestiones contemporáneas de Derechos Humanos sobre las que trabajas? y ¿Cuál sería un ejemplo de cómo la información de Derechos Humanos ha dado lugar a una mayor rendición de cuentas?

EE: El Programa de Derechos Humanos y Gobierno trata de identificar y apoyar el movimiento de Derechos Humanos a nivel de país (y en algunas ocasiones a nivel de varios países) y se centra en las libertades civiles y políticas. Esto significa que trabajamos con una gran cantidad de organizaciones cubriendo un amplio espectro de Derechos Humanos, muchas de las cuales mantienen una presencia total en el país, por lo que trabajan con algunos grupos o proyectos encaminados a profundizar en una cuestión fundamental. En este momento por ejemplo nosotros estamos trabajando con Derechos de las Mujeres, y cárceles. Además, ponemos una gran cantidad de fondos en trabajo de rendición de cuentas. Financiamos organizaciones de libertad de información, Derechos LGTB, temas de reclutas en lo militar, violencia doméstica – realmente no es tanto una cuestión de las principales cuestiones de Derechos Humanos que trabajo, porque como financiadora trato de apoyar el movimiento en el país donde esté trabajando (para el HRGGP, esto es Rusia, Georgia, y Armenia). Nosotros también hacemos mucho trabajo con organizaciones que llevan casos de la Corte Europea de derechos Humanos, lo cual es un proceso largo y complicado de litigios que ha tratado de llevar a una mayor rendición de cuentas; una vez que un caso es ganado en la corte, hay una aplicación interna que debe llevarse a cabo – puede ser monetaria pero también sobre cambiar una práctica o ley. La cuestión de los datos de Derechos Humanos y rendición de cuentas es interesante porque implica medidas de correlación directa; pero mucho del trabajo de Derechos Humanos se trata de elevar el conocimiento público sobre un problema. Entonces, si los datos de Derechos Humanos son la entrevista con la víctima de tortura que llevó a la condena a un oficial de policía, esa es una forma de rendición de cuentas. Pero también estoy interesada en otros aspectos de lo que los datos sobre Derechos Humanos pueden hacer. Sin dejar de lado que esa víctima de tortura es una de tantas, creo que es increíble cómo los actores de los Derechos Humanos tienen un impacto en muchos otros aspectos de la formulación de políticas públicas, y como además pueden tener un carácter preventivo: una voz fuerte en Derechos Humanos es control sobre un poder agresivo y destructivo y un motor para la sociedad civil. Puedes salir a la calle y protestar, por ejemplo, porque alguien luchó por su libertad civil para hacerlo años atrás y monitoreará tus derechos mientras lo haces ahora.

669px ECHR CEDH

La Corte Europea de Derechos Humanos en Estrasburgo, Francia

IC: Tiene mucho sentido. Creo que hay una impresión de que la primera tarea de las organizaciones de Derechos Humanos es documentar abusos de los Derechos Humanos especialmente por parte del gobierno. Pero en realidad el verdadero objetivo es prevenir que esos abusos sucedan en primer lugar. ¿No?

El año pasado tuve la oportunidad de visitar el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), una de las más antiguas y activas organizaciones de Derechos Humanos. Conserva un vasto archivo documental de documentos relacionados con abusos de los Derechos Humanos que se remontan a la Guerra Sucia de la dictadura militar. Hoy, por supuesto, esa información está ingresada en bases de datos informáticas y con copia de seguridad fuera del sitio en caso que algo pasara a sus oficinas o computadores. CELS todavía publica reportes de Derechos Humanos al final de cada año pero cada vez más están usando los blogs para seguir el progreso de casos de Derechos Humanos en la corte y campañas de promoción relacionadas. ¿Cómo han cambiado las nuevas tecnologías las campañas de comunicación y promoción de las organizaciones de Derechos Humanos? ¿Cuáles son las consecuencias positivas y negativas del uso de los medios digitales por parte de las organizaciones de Derechos Humanos?

EE: Esa es una forma interesante de verlo. No sé si muchas organizaciones podrían verlo de esa forma. Tal vez una esperanza es que la presencia de una comunidad fuerte de vigilancia de derechos humanos podría impedir que un gobierno cometa graves violaciones de los derechos humanos, pero diría más bien que la primera tarea de las organizaciones de Derechos Humanos es proteger los Derechos Humanos y ayudar a establecer esas palancas de la sociedad civil que hacen de los Derechos Humanos una prioridad del Estado y del pueblo a largo plazo – lo cuál podría suceder en cualquier punto a lo largo de un lapso de tiempo.

Además de los ejemplos de seguridad y conservación que mencionas, la forma más obvia para mí en que las tecnologías pueden afectar la comunicación y las estrategias de promoción de las organizaciones de Derechos Humanos es en las áreas de diseño, presentación y audiencia. Con los medios digitales, las organizaciones de Derechos Humanos pueden aprovechar su información así como alargar su ciclo de vida y hacerla disponible para remezclas en diferentes formas. Pero también veo que la nueva tecnología ofrece la capacidad a las organizaciones de Derechos Humanos de apoderarse de, e interactuar con una potencial cascada de diferente información política pública. La tradición de la investigación de Derechos Humanos realmente se presta para inmersiones profundas en los datos alrededor de una situación dada y las organizaciones de Derechos Humanos han empezado a apuntar a objetivos no tradicionales, tales como instituciones financieras internacionales y organizaciones de ayuda al desarrollo, y deberían ser apoyadas para hacerlo más sistemáticamente. Esto significa desarrollar un análisis de los datos relevantes y habilidades de agregación para que puedan entrar en estos debates desde una posición de confianza desarrollando argumentos basados en datos creíbles de varios campos y además, aprendiendo cuando rechazar la solicitud simplista de números y estadísticas y mantener el foco sobre la historia central de los Derechos Humanos. Curiosamente, veo muchas organizaciones de Derechos Humanos tomando ventaja de las herramientas de los medios digitales para dar forma a sus comunicaciones con audiencias domésticas donde su relación a largo plazo es a la vez la fundación de un cambio sistémico y la red de seguridad para los defensores de los Derechos Humanos. Los grupos han tenido éxito y fracaso en cada una de esas oportunidades – integrar medios digitales, al igual que otras herramientas, tiene sus dificultades y aciertos.

IC: Uno de los puntos que Patrick Ball trató durante su presentación en Open Society Foundations el mes pasado es que las estadísticas pueden ser fácilmente abstraídas de un contexto importante. ¿Cuáles son las formas en que las organizaciones de Derechos Humanos pueden usar las estadísticas efectivamente sin perder de vista el contexto y sus objetivos?

EE: Definitivamente vale la pena escuchar toda la presentación de Patrick debido al conjunto de su argumentación. En términos generales yo creo que las organizaciones de Derechos Humanos pueden usar efectivamente las estadísticas donde ellas vean una oportunidad de aplicarlas al contexto – donde la explicación de una situación de derechos humanos es enriquecida por ellas o contradice la comprensión del significado de las estadísticas – pero casi nunca van a ser el principal impulsor de un proyecto o argumento de Derechos Humanos. El uso de las estadísticas se reduce a un difícil e importante conjunto de decisiones para hacer en la estrategia de promoción de la organización y a datos individuales que una organización puede poseer. Yo estoy mucho más interesada en mirar la forma en que los datos, incluyendo números e información narrativa, y no las estadísticas, pueden ser usadas.

IC: ¿Cuáles son tus planes para lo que queda de este año? ¿Qué es lo que más te entusiasma en este momento?

EE: Yo estoy entusiasmada en este momento por la recolección y combinaciones de datos que muchas organizaciones están buscando – Creo que vamos a ver una gran cantidad de experimentación, y a aprender más acerca de mejores prácticas y de datos para notas a pie de página y chequeo de hechos que se usan alrededor de las nuevas técnicas de promoción y la construcción de desarrollo y argumentos de Derechos Humanos. Además siento curiosidad de saber más sobre cómo las organizaciones están gestionando la demanda de datos: Ahora que estamos viendo que las organizaciones tienen acceso a más datos, ¿cómo tratan ellos de usarlos?

IC: ¿Cuáles son tus recomendaciones para las organizaciones de Derechos Humanos que deseen usar la teconología más efectivamente pero no saben por donde empezar?

EE: Depende de la tecnología y de la organización. Yo creo que en el contexto de un proyecto de datos, cuando las organizaciones deciden usar tecnología necesitan tener una mirada detallada de la capacidad de gestión de conocimiento en sus propias ONG’s. Pero mucha de la tecnología ahora está siendo diseñada por experimentación – los blogs y otras herramientas de medios sociales por ejemplo – y esas acciones prácticas tienen una rápida curva de crecimiento. Para cosas como proyectos más largos de datos, proyectos de visualización, y proyectos de análisis, las organizaciones pueden aprovechar sus años de experiencia y planear e imaginar lo que podría ser un gancho de promoción efectiva – esas mismas preguntas claves para toda organización: ¿Porque alguien miraría esto? ¿Quién es mi audiencia? ¿Cuál es la pieza de información más expresiva? ¿hay alternativas narrativas que espero contrarrestar? ¿Cuáles son los estándares que estoy usando y comparando? Y las organizaciones necesitan gastar un poco de tiempo pensando sobre como gestionar un proyecto de tecnología y cómo hacer las mejores preguntas a los programadores que ellos quieren involucrar. Lo emocionante ahora es que sí, hay algunos proyectos de tecnología que no pueden hacerse sin un programador externo, pero hay un además un número creciente de programadores que están interesados en especializarse en el modo de solución creativa y lluvias de ideas de lo que las ONG’s de Derechos Humanos podrían necesitar. Estos técnólogos quieren ir más allá de solo el cumplimiento de un contrato de tecnología; y más que probable, hay gente al interior de la organización con el interés de continuar la conversación. Tecnólogos creativos pueden resolver los problemas de recolección de datos desde el principio y es bueno incluirlos en el proceso de planeación tan pronto como sea posible. Hemos visto que algunos proyectos muy interesantes surgen de intereses híbridos: tecnólogos solucionadores de problemas que permiten una discusión creativa con organizaciones de Derechos Humanos donde todas las partes están comprometidos con la conversación.

Leave a comment!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar .