Case Study

Video

Home » Estudio de Caso, México

[Caso de estudio] Presunción de inocencia en México

Submitted by on October 16, 2010 – 7:57 amNo Comment

Imagine que un día la policía viene a su trabajo, le informa que está bajo arresto y lo lleva a la cárcel. Usted no ha cometido ningún crimen, pero alguien alega que asesinó a un hombre que usted nunca ha conocido. Ahora debe preparar una defensa para probar su inocencia, pero en México ya está asumido que usted es culpable.

Esto es precisamente lo que le sucedió a Antonio “Toño” Zúñiga cuyo caso se convirtió en la historia de Presunto culpable, un documental de los abogados mexicanos que se volvieron cineastas Roberto Hernández y Layda Negrete. Zúñiga fue sentenciado a veinte años y seis meses en prisión a pesar de la total falta de evidencia física y una coartada hermética. El documental de 90 minutos es una poderosa acusación del caduco sistema de justicia de México. Denise Tomasini-Joshi de la Open Society Justice Initiative, lo describe como “una película reveladora para todos los que piden penas más severas y menos protección en un sistema que está muy dispuesto a seguir todo el procedimiento de la justicia, y encarcela a personas inocentes y permite que los delincuentes salgan en libertad.” En el mismo post el jurista mexicano Javier Carrasco señala que la película revela siete extendidas violaciones específicas del principio de que uno es considerado inocente mientras no se pruebe su culpabilidad.

En un esfuerzo por hacer frente a la largamente arraigada cultura en México de la presunta culpabilidad y tomar ventaja de una revisión a nivel nacional del sistema de justicia, la Open Society Justice Initiative junto con los socios locales, el Instituto para la Seguridad y Democracia, Renace, y Reintegra, han lanzado el Proyecto Presunción de Inocencia en México. Juntos intentan promover en todo México el principio de que uno es considerado inocente hasta que se demuestre culpable. Para empezar, están abogando por servicios previos al juicio como parte de la actual corriente de reforma del sector justicia en México.

Sitio web: Proyecto Presunción de Inocencia en México
Twitter: @ppinocenciamx
Facebook: Proyecto Presunción de Inocencia en México
Flickr: Proyecto Presunción de Inocencia en México’s photostream

El problema

La presunción de inocencia, o el principio de que uno es considerado inocente hasta que se pruebe la culpabilidad, coloca la carga sobre el acusador para mostrar, sin ningún tipo de duda razonable, que el acusado es culpable del presunto delito. Generalmente es uno de los ocho “derechos del acusado.” Esto también es explícitamente citado en el artículo 11 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, que establece: “Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad conforme a la ley y en juicio público en el que hayan tenido todas las garantías necesarias para su defensa.

La prisión preventiva es la prisión o detención del acusado antes de que haya tenido la oportunidad de demostrar su inocencia en un tribunal de justicia. Se supone que se utilice con moderación y sólo cuando hay probable razón de que el acusado huya antes del caso judicial, o si el acusado/a representa una seria amenaza a la víctima de un delito o para la comunidad. Pero en México la prisión preventiva es usada excesivamente. Más del 40% de todos los acusados están en prisión preventiva y en 2004 casi la mitad de la población carcelaria de México (42,7% u 81.947 personas) no había sido condenada.

En junio del 2008 el Presidente Felipe Calderón firmó una reforma nacional del sistema de justicia a nivel federal y estatal. Al anunciar la reforma enfatizó la importancia de la presunción de inocencia y del derecho del acusado a un juicio público. La serie de reformas tocan todos los aspectos del sector judicial y estarán completamente implementados en todo el país en el año 2016.

El proyecto de Presunción de inocencia en México intenta aprovechar este momento de la ambiciosa reforma para introducir los servicios previos al juicio, que establecen un órgano independiente y un conjunto de directrices a seguir para determinar si el acusado representa un riesgo bastante significativo como para justificar el uso de la prisión preventiva. El concepto de servicios previos al juicio surgió en la ciudad de Nueva York a principios de 1960 cuando, según el Instituto de Justicia Previa al Juicio, “el filántropo Louis Schweitzer y el editor de revistas Herb Sturz reconocieron la injusticia de un sistema de libertad bajo fianza en Nueva York que concedía la libertad basada en los ingresos.” Los ricos eran capaces de pagar fácilmente la libertad bajo fianza y preparar su defensa desde la comodidad de su propia casa mientras que los pobres se quedaban en la cárcel donde enfrentaban violencia y enfermedad. Nuevamente, citando al Instituto de Justicia Previa al Juicio:

El Instituto Vera creó el primer programa de prueba de justicia previa al juicio en el país – el proyecto de libertad bajo fianza de Manhattan. El Proyecto de libertad bajo fianza de Manhattan trató de ayudar a los jueces en la toma de decisiones de liberación coherentes e informadas que se basaran menos en la liberación a través de medios financieros. Los factores considerados en la recomendación de liberación incluían: los vínculos del acusado con la zona, la situación laboral, la educación y los antecedentes penales. La información era obtenida a través de entrevistas con los acusados y esa información luego era verificada, llamando a las referencias proporcionadas por el demandado…

En 1968, la American Bar Association (ABA) publicó la primera serie de normas respecto a las decisiones de libertad previa al juicio. En 1973, la Asociación Nacional de Agencias de Servicios Previos al Juicio fue admitida. En 1977, el Centro de Recursos de Servicios Previos al Juicio – ahora el Instituto de Justicia Previa al Juicio – se estableció como un centro de intercambio de información de servicios previos al juicio.

Los activistas en México están abogando por servicios previos al juicio como un mecanismo concreto para poner el principio de la presunción de inocencia a la práctica. Sin embargo, se enfrentan a tres grandes desafíos: 1) un desarticulado sector judicial en medio de una importante serie de reformas, 2) la tendencia de los principales medios de comunicación mexicanos de retratar a los acusados como culpables antes de que sean sometidos a un juicio justo, y 3) un gran público que cree que toda persona declarada convicta de un delito es sin duda culpable.

Estrategia

El Proyecto de Presunción de Inocencia en México puede ser visto como la agrupación de cuatro iniciativas separadas – pero bastante inter-relacionadas:

Uso de Medios Digitales

El sitio web, que se lanzó en agosto, usa el popular sistema de administración de contenidos Joomla y fue desarrollado por OtroMexico, el grupo de consultoría para medios de Marco y Ana Lara que también trabaja con otras ONGs como Fundar, la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, y el Instituto de Defensa Legal. El contenido básico del sitio web da una buena visión general del proyecto y ofrece enlaces a una explicación más detallada y para investigación. Hasta el momento el sitio web cuenta con 14 artículos, la mayoría de los cuales enlazan a nuevos informes y mesas redondas relacionadas con servicios previos al juicio y la reforma judicial. Aunque el estilo de escritura es de fácil acceso, la mayoría del contenido es, probablemente, de interés para académicos y expertos en política y no para el público en general. Hasta el momento no hay historias o anécdotas de los acusados que fueron detenidos y después declarados inocentes, o de la utilización con éxito de los servicios previos al juicio, como es el caso de Juan del estado de Morelos. La mayoría de artículos son de tres a cinco párrafos e incluyen vínculos a recursos adicionales y a informes relacionados en PDF. También hay una sección en el sitio web que pretende servir como una biblioteca de documentos relacionados con servicios previos al juicio y la reforma judicial, pero hasta el momento está vacía. Un manual / glosario para ayudar a los periodistas a mejorar su cobertura aún no se ha desarrollado.

No se permite comentarios en el sitio web, lo que parece limitar su capacidad de facilitar la discusión y el debate público, pero hay enlaces a cuentas relacionadas en Facebook, Twitter, y Flickr. 165 usuarios siguen la página en Facebook, 13 siguen la cuenta en Twitter, y hasta ahora ninguna persona sigue la cuenta en Flickr que aún tiene que postear contenido.

Cabe destacar que el sitio web del Proyecto de Presunción de Inocencia en México  fue lanzado recién durante el mes pasado. A pesar que aún tiene que invitar a una mayor interacción, o hacer más presencia en las redes sociales, está claro para el equipo que hacerlo es parte importante de su estrategia. Marco Lara, un veterano periodista que ha desarrollado el sitio web, y realiza una hora al día de labor voluntaria en su estrategia de comunicación, hace hincapié en lo mal que los principales medios de comunicación en México están cubriendo la violencia y la delincuencia. El señala a las redes sociales en línea como un valioso canal alternativo para impugnar la narración presentada por los medios de comunicación, y su influencia en el público en general:

Sugerencias

Estratégicas:

  • Colaborar con las escuelas de periodismo locales para producir cortos multimedia sobre la vida de aquellos que han sido afectados por la detención previa al juicio. Esta es una forma tanto de atraer el apoyo al movimiento, como de humanizar el impacto de la prisión preventiva.
  • Conformar una asociación de contenido con el proyecto Justice in Mexico (Justicia en México), con sede en la Universidad de San Diego, para traducir el contenido clave de la página web al inglés (incluyendo el subtitulado de videos).
  • Visibilizar los progresos y los obstáculos relacionados con la introducción de servicios previos al juicio. Presentar las voces no sólo de los líderes de la sociedad civil y académicos, sino también de abogados, jueces y policías para ayudar a tender un puente en los debates y ofrecer una visión más holística del problema.
  • Usar el sitio web para ayudar a reclutar voluntarios para completar las tareas listadas en el sitio web de Presunto Culpable.
  • Presunto culpable finalmente se mostrará en México, en las principales salas de cine, a principios de 2011. Organizar una proyección especial y un panel de expertos, jueces, abogados jóvenes, y Toño en Pase Usted con el fin de conseguir más jóvenes activistas que participen en el movimiento.

Técnicas:

  • Tomar ventaja de las muchas características de las páginas de Facebook e importar automaticamente los nuevos contenidos del sitio web a Facebook y Twitter.
  • Enlazar a la página de Causas de Facebook para “Alto a la Presunción de Culpa en México,” que ya cuenta con 3,500 miembros.
  • Permitir comentarios en todos los artículos y entradas del blog en el sitio web. Moderar comentarios en grupos en las mañanas y en las tardes.
  • Considerar el uso futuro de Ushahidi para mapear violaciones a la justicia de la misma forma que Cuidemos el Voto mapea irregularidades en las votaciones. Igualmente, sería necesario conformar una asociación con un think tank o institución académica para hacer curaduría y verificación de informes.
  • Crear un canal de YouTube para curar y animar los testimonios ciudadanos relacionados a detenciones pre judiciales. Estos videos podrían también ser distribuidos usando una etiqueta (hashtag) común en Twitter.
  • Publicar todos los informes en PDF como posts individuales para que cada uno tenga su propia y única ubicación que pueda ser enlazada desde las redes sociales. Esto también ayudaría a determinar cuáles son los informes que están atrayendo el mayor interés. Además de un enlace para descargar el informe en formato PDF,  también podrían ser visualizados y difundidos a través de Scribd.

A los fundadores les recomiendo que es el momento de apoyar no sólo la investigación y el análisis del impacto de la prisión preventiva en México, sino también de divulgar y comunicar para garantizar que las conclusiones de la investigación se incorporen en la reforma del sector judicial.

Leave a comment!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar .